249

Las ferias son un mecanismo privilegiado de promoción comercial que permite el ingreso y posicionamiento de productos o servicios en un determinado mercado. Ayuda también a crear y mantener la imagen de un país así como a fortalecer el comercio de las empresas en un ámbito global. Entre los elementos que una feria combina están la promoción, publicidad, investigación de mercados y relaciones públicas.

La participación en este tipo de acontecimientos no solo supone una estrategia comercial, sino también brinda más beneficios y oportunidades a quienes forman parte de estos eventos. Por el simple hecho de que los stands en una feria estén abiertos a todo público aumentan las probabilidades de que reciban ofertas de negocio y nuevos clientes, también les permite convivir con la competencia y con esto conocer las debilidades y fortalezas de su propia empresa y también de las demás.

En general existen dos grandes tipos de ferias: Las ferias generales, multisectoriales u horizontales y las ferias especializadas, verticales o monográficas.

¿Cuáles son las principales características de estas dos grandes categorías?

El primer tipo de ferias tiene como objetivo crear un mercado amplio para todo tipo de servicios y productos. La característica principal de las ferias generales es que están abiertas a todos los sectores. Suelen caracterizarse también por que en ellas encuentras todo tipo de productos, desde materia prima hasta productos terminados. Su duración suele ser más extensa que las ferias especializadas y así como está abierta a todos los sectores también lo está para todo tipo de público. La exhibición de productos está permitida y también los salones especializados en ciertos rubros.

Por otro lado, las ferias especializadas están reservadas para un tipo de público en especial. Solo está dirigida a un sector específico del público y también concentra categorías seleccionadas de bienes y servicios. A medida que la tecnología ha evolucionado, al igual que la ciencia, la categorización de este tipo de ferias cada vez es más específica. Son visitadas solo por hombres de negocios o personas especializadas en el tipo de servicios que la feria está ofertando. Un dato muy importante de este tipo de ferias es que sus asistentes suelen ser potenciales compradores ya que en su mayoría son personas que conocen muy bien el beneficio de este tipo de actividades comerciales.